lunes, julio 17, 2006

Biblioteca - in


Biblioteca pública de Nueva York

"-¡Basta! -exclamó Virginia, dando con el pie en el suelo-. El arisco, el horrible y el ordinario lo es usted. En cuanto a lo de ladrón, bien sabe usted que me ha robado mis colores de la caja de pinturas para restaurar esa ridícula mancha de sangre en la biblioteca. Empezó usted por coger todos mis rojos, incluso el bermellón, imposibilitándome para pintar puestas de sol. Después agarró usted el verde esmeralda y el amarillo cromo. Y, finalmente, sólo me queda el añil y el blanco. Así es que ahora no puedo hacer más que claros de luna, que da grima ver, e incomodísimos, además, de colorear. Y no le he acusado, aún estando fastidiada y a pesar de que todas esa cosas son completamente ridículas. ¿Se ha visto alguna vez sangre color verde esmeralda...?"

El fantasma de Canterville - Oscar Wilde

3 comentarios:

gaudiramone dijo...

Esta foto, no la puedo ver....

Raúl Muñoz dijo...

Supongo que habra sido algún problema técnico de blogger porque yo la veo sin problemas

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. » » »