viernes, diciembre 16, 2005

Mesas


Parque de Ottawa (Canadá)

"Qué silencio tan grande el de éste campo,qué vastas y dormidas soledades,qué inmensidad vacía,qué tremenda tristeza derramada por los aires,la sierra se derrumba lentamentesobre la mansa angustia de los vallesque elevan puros, asombrados, ciegos,el encendido grito de los árboles,el cielo es plomo gris que se derrumbasobre el pavor silente del paisaje,es un inmenso buitre hambriento y sordo,un infinito dios amenazante."

Paisaje - Rafael Morales

1 comentario:

Daanroo dijo...

¡ Bienaventurado el hombre que obtenga paz...!